Cómo ser más disciplinado

0

Todos los días por la mañana, tú tienes la decisión delante de ti. Para iniciar el proyecto que haz estado aplazando desde el último mes. Existen diferentes hábitos que valen la pena desarrollar si quieres ser una persona más productiva, entre los más importantes se encuentra ser disciplinado.

¿Qué es la disciplina?

La disciplina

La disciplina

La disciplina es el hábito de hacer lo que te corresponde aunque no te guste hacerlo, sin que nadie te obligue a realizarlo. Para algunas personas ser disciplinado es algo nato o fue desarrollado durante la infancia. Sin embargo para la mayoría de las personas les resulta difícil realizar actividades o tareas que no les gustan. Con estos consejos lograrás ser más disciplinado.

Consejos para ser más disciplinado

Define tus responsabilidades

Es importante que conozcas las tareas que debes realizar y saber cuando las tienes que hacer. Haz una lista, esbozo o borrador con cada una de las actividades estableciendo un período para cada una de ellas. Cuando no tienes idea de lo que te corresponde hacer, la solución más sencilla es postergar la tarea pero recuerda que es tu responsabilidad realizarla.

Elimina el autoengaño

Elimina el autoengaño

Elimina el autoengaño

Para lograr ser disciplinado es importante que reconozcas tus errores, fallos y limitaciones. No te mientas a ti mismo, deja de engañarte poniendo como pretexto de que no tienes tiempo, cuando la realidad es que llegas tarde al trabajo y todos los días tomas una hora y media para la comida. Aceptar el problema es el primer paso para encontrar una solución a tu problema.

Evita las distracciones

Ser una persona disciplinada implica no desviarte por cosas que te distraen y consumen tu tiempo rápidamente. Es cierto que necesitas y mereces tomar descansos durante tus horas laborales, sin embargo trata de evitar abusar de ellos porque podrían impedir terminar tu trabajo. Aunque la interrupciones externas no pueden evitarse, es importante tener el mayor control posible cuando trabajas.

Piensa en los beneficios

Piensa en los beneficios

Piensa en los beneficios

Si te enfocas en lo que obtendrás al concluir con tus tareas en lugar del sacrificio que debes realizar, lograrás potenciar tu disciplina. Debes aprender a ver la disciplina como un medio para ser feliz. Te sentirás mucho mejor al saber que trabajaste por la mañana en ese plan para iniciar tu propio negocio. Aunque tu trabajo sea el más odioso de los trabajos y tu jefe sea el más desagradecido. Esa experiencia te servirá como entrenamiento para conseguir ser disciplinado y comenzar a trabajar para ti mismo.

Elimina el perfeccionismo

Recuerda que nadie es perfecto. Si esperas a ser disciplinado al mismo tiempo que buscas la perfección en alguna área, las tareas a realizar serán tan abrumadoras que ni siquiera te sentirás motivado para iniciarlas. No esperes dar el paso inicial hasta que controles todos los detalles, comienza a trabajar hoy mismo.

Mejora tu concentración

Mejora tu concentración

Mejora tu concentración

Para poder completar los proyectos necesitas concentrarte y focalizar. Lo ideal es dedicarte al máximo en una sola actividad hasta concluirla para realizarlas de la mejor forma. La concentración va de la mano con la disciplina.

Relaciónate con personas disciplinadas

Una forma segura de desarrollar tu autodisciplina es rodearte de personas que sean disciplinadas y tengan un mayor autocontrol que el tuyo. Lo complicado es relacionarte con la gente adecuada, en tu círculo de amigos, trabajo o empresa, además los atributos y actitudes deben ser contagiosos.

Prepara tu entorno

Prepara tu entorno

Prepara tu entorno

Ten a la mano las herramientas necesarias que eviten cualquier excusa para irte y hacer alguna otra cosa. Además mentalmente te sientes más preparado para iniciar tu trabajo si lo tienes todo listo. Esta recomendación podría parecer tediosa, pero en realidad te ayuda a desarrollar tu autocontrol.

Inicia lo más pronto posible

Comienza a dar los primeros pasos, al principio serán pequeños pero con la constancia los resultados serán grandes. Si tienes un gran proyecto, divide las tareas en partes más pequeñas. El tiempo invertido en realizarlas es bien aprovechado.

Tener una vida disciplinada

Podría parecer imposible mantener una vida disciplinada, sobretodo si eres alguien que nunca la ha ejercido. La realidad es que la disciplina se aplica en todas las áreas por ese motivo muchas personas optan por estancarse en la zona de confort. Sin embargo ser disciplinado es una cualidad que puede ser aprendida con dedicación, esfuerzo y constancia.

Ser disciplinado no significa ser rígido, tampoco se refiere a que tengas que sacrificar todos los placeres de la vida, en realidad se trata de elegir correctamente tus prioridades.

VÍDEO: Cómo ser más disciplinado

Cómo ser más disciplinado
5

Resumen

La disciplina es el hábito de hacer lo que te corresponde aunque no te guste hacerlo, sin que nadie te obligue a realizarlo. Para algunas personas ser disciplinado es algo nato o fue desarrollado durante la infancia. Sin embargo para la mayoría de las personas les resulta difícil realizar actividades o tareas que no les gustan. Con estos consejos lograrás ser más disciplinado:

  1. Define tus responsabilidades
  2. Elimina el autoengaño
  3. Evita las distracciones
  4. Piensa en los beneficios
  5. Elimina el perfeccionismo
  6. Mejora tu concentración
  7. Relaciónate con personas disciplinadas
  8. Prepara tu entorno
  9. Inicia lo más pronto posible
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      error: ¡Evita el plagio! Si deseas obtener la información contenida en los artículos contacta al administrador