¿Qué es el síndrome de Burnout?

0

El síndrome de burnout es un trastorno emocional que ha ido en aumento durante los últimos años, está relacionado con el entorno laboral, el estrés generado por el trabajo y el estilo de vida del empleado.

¿Qué es el Síndrome de Burnout?

Síndrome del trabajador quemado

Síndrome del trabajador quemado

El Síndrome de Burnout, también es conocido como burn-out o síndrome del trabajador quemado, consiste en el incremento del estrés laboral hasta alcanzar un estado de estrés crónico. La característica principal es un progresivo agotamiento mental y físico, una falta de motivación absoluta por las tareas realizadas y cambios de comportamiento en quienes lo padecen. El cambio de actitud ocasionado por el burnout se relaciona generalmente con los “malos modales” hacia las demás personas o un trato desagradable, esos comportamientos son clave para la identificación del síndrome.

El síndrome suele darse con mayor frecuencia en los empleados que tienen puestos de trabajo relacionados con atender a terceros como servidores públicos, docentes, médicos o personas que trabajan en atención al cliente y podría llegar a ser motivo de baja laboral, debido a que llega un momento en que el empleado se encuentra física y mentalmente incapacitado para desarrollar correctamente su trabajo.

Origen del término

En 1969, el psicólogo H.B. Bradley fue quién describió por primera vez esta patología  y al principio fue denominado como “staff burnout“para referirse al extraño comportamiento que presentaban alguno oficiales de policía que trabajaban con delincuentes juveniles.

En la década de los 70, Herbert Freudenberger profundizó en el fenómeno e incorporó el término Burnout al campo de la psicología laboral. En una clínica para drogadictos en Nueva York, Herbert trabajaba como voluntario, pudo observar que sus compañeros después de trabajar entre uno y tres años, sufrían una pérdida de energía y motivación junto con otros síntomas como depresión y ansiedad.

A partir de los 80’s varios autores comenzaron a dar su propia definición del término, podemos destacar las aportaciones de las psicólogas  C. Maslach y S. Jackson, quienes introdujeron uno de los instrumentos más reconocidos a nivel mundial para evaluar la incidencia de este síndrome en diversos ámbitos, el Maslach Burnout Inventory o MBI.

Síntomas del Burnout

Los síntomas provocados por el síndrome de Burnout son muy similares a los síntomas asociados al estrés laboral de forma general, pero en el caso del Burnout pueden ir aumentando de intensidad, especialmente en lo relacionado con cambios de comportamiento o de carácter. Podemos destacar los siguientes:

Síntomas a nivel emocional

Síntomas del Burnout a nivel emocional

Síntomas del Burnout a nivel emocional

Cambios en el estado de ánimo

Es uno de los síntomas principales del Síndrome de Burnout es frecuente que el trabajador se encuentre irritable y de mal humor. En muchos de los casos los buenos modales desaparecen y generan conflictos innecesarios con clientes y otros empleados. La suspicacia o “estar a la defensiva” y el sarcasmo son habituales. En otras ocasiones el cambio de actitud se produce acompañado de indiferencia hacía los demás.

Desmotivación

Las ilusiones del trabajador están perdidas, las metas y objetivos dan paso a la desilusión y al pensamiento de tener que soportar todos los días situaciones estresantes que superan sus capacidades y cada jornada laboral se hace interminable y larga.

Agotamiento mental

El burnout produce un desgaste gradual que hace que la resistencia al estrés sea cada vez menor, por lo que al cuerpo le cuesta cada vez más trabajo hacerle frente a los factores que lo provocan.

Falta de energía y menor rendimiento

Se trata de una consecuencia relacionada con la anterior, el organismo gestiona de forma deficiente los recursos de que dispone, su capacidad de producción disminuye y el rendimiento por tanto baja. Todas las situaciones de estrés laboral prolongada con el tiempo, produce un deterioro cognitivo a medio y largo plazo, lo que ocasiona pérdidas de memoria, falta de concentración y mayor dificultad para aprender habilidades o tareas nuevas.

Síntomas a nivel físico

Síntomas del Burnout a nivel físico

Síntomas del Burnout a nivel físico

El Síndrome de Burnout no sólo afecta a un nivel psíquico, también produce síntomas a nivel físico como son:

Afecciones del sistema locomotor

En la mayoría de los casos aparecen dolores musculares y articulares como resultado de la tensión provocada por el estrés laboral y generalmente están provocadas por contracturas musculares.

Alteraciones psicosomáticas

Son manifestaciones molestas, debido a su intensidad o duración e influyen negativamente en el bienestar como son problemas cardiovasculares, afecciones en la piel, dolores de cabeza o cefaleas, mareos, alteraciones del apetito sexual y problemas gastrointestinales y de mayor riesgo de obesidad, entre otros.

Consecuencias del síndrome de burnout

Consecuencias del síndrome de Burnout

Consecuencias del síndrome de Burnout

Además de todos los síntomas mencionados anteriormente el síndrome de burnout puede traer consigo consecuencias como las siguientes:

Incremento del riesgo de alcoholismo o consumo de drogas

El estrés laboral aumenta el riesgo de conductas perjudiciales como el consumo de drogas, tabaco o alcohol. En aquellos empleados donde el consumo ya estaba presente, tiende a incrementarse más.

Alteraciones del sueño

El síndrome de Burnout, al igual que otros tipos de estrés laboral puede producir dificultades a la hora de conciliar el sueño provocando insomnio. En otras ocasiones la persona tiende a despertarse repentinamente y en varias ocasiones durante la noche, con el trastorno que ello ocasiona a quien lo sufre.

Bajas defensas

También repercute negativamente sobre nuestro sistema inmunológico, haciendo que se seamos más propensos a sufrir enfermedades infecciosas provenientes del exterior. Las consecuencias de tener un sistema inmune más débil prolonga la duración de las enfermedades una vez contraídas e incluso podría agravar la situación.

La realidad es que las consecuencias del Burnout van más allá del empleado, incluso llegan afectar a sus familiares, amigos y pareja e incluso ocasionan importantes pérdidas económicas a las empresas.

Causas del síndrome de burnout

Causas del síndrome de burnout

Causas del síndrome de burnout

Cualquiera de las siguientes causas puede desencadenar una situación de Burnout, especialmente cuando se dan por periodos prolongados y de forma continua:

Puestos relacionados con atención al público, usuarios o clientes

Cuando el trabajador se ve sometido a un contacto continuo con clientes y/o usuarios y por consiguiente a un gran número de quejas, reclamaciones o peticiones por parte de los mismos. Podría generar elevados niveles de estrés en el empleado y a la larga puede terminar por afectar su conducta. Generalmente un cliente insatisfecho o descontento con el servicio prestado puede generar grandes niveles de estrés en el empleado y a la larga podría terminar afectando su conducta. En la mayoría de los casos, un cliente insatisfecho o descontento no es agradable y eso contagia al comportamiento del trabajador.

Acoso laboral

Cuando los compañeros o superiores en el lugar de trabajo acosan al empleado puede favorecer la aparición del síndrome. El mobbing, mejor conocido como acoso laboral consiste en el maltrato psicológico de la víctima con el fin de destruir su autoestima, muchas veces con el objetivo de que abandone el puesto de trabajo por voluntad propia.

Elevado nivel de responsabilidad

Algunos puestos de trabajo requieren un gran nivel de concentración y atención sobre la tarea realizada. Con el más mínimo error puede tener consecuencias desastrosas. Por ejemplo, en las manos de un cirujano podría depender la vida de un paciente. Ese tipo de profesiones son sometidas a elevados niveles de estrés y por lo tanto propicias para sufrir el síndrome de Burnout.

Largas jornadas laborales o turnos de trabajo largos

Es otra de las causas que generan el Burnout, aquellos trabajos en donde el empleado tiene que mantenerse en su puesto por 10, 12 e incluso 16 horas, pueden ir aumentando drásticamente la posibilidad de padecer el síndrome.

Monotonía en el trabajo

Los puestos laborales que son repetitivos, aburridos o que carecen de incentivos también son causantes del Síndrome de Burnout. Cuando el trabajador no encuentra ninguna motivación por lo que hace o bien le causa frustración y estrés. Es seguro que nadie quiere invertir muchas horas de trabajo al mes, realizando una actividad que no le motive en absoluto o con la que no se siente cómodo.

Tanto el estrés laboral como el Síndrome de Burnout comparten la mayoría de las causas.

Tratamiento del Síndrome de Burnout

Es importante detectar el Síndrome de Burnout para que el tratamiento sea eficaz, cuánto antes se trabaje el problema después de la identificación, será posible mantenerlo bajo control.

Practica técnicas de relajación

Practica técnicas de relajación

Practica técnicas de relajación

La iniciativa en cuanto a su tratamiento podría provenir tanto del trabajador como de la empresa u organización para la que trabaja, por lo que es muy importante que exista una buena comunicación entre ambas partes y se establezcan los mecanismos necesarios para la detección de este tipo de casos en una etapa temprana, podría ser mediante la realización de cuestionarios o la medición de los niveles de cortisol del empleado.

Para iniciar las técnicas de relajación como las meditaciones guiadas o escuchar música relajante han demostrado ser eficaces para la reducción de la ansiedad y mejorar el modo en que los trabajadores se enfrentan al Síndrome de Burnout. Ese tipo de prácticas harán que el trabajador encare los problemas de un modo mucho más positivo y productivo.

Realiza ejercicios antiestrés

Lo siguiente es centrarse en la parte física del problema, debes recordar que tanto el estrés como el burnout generan tensiones musculares en determinadas zonas del cuerpo como los hombros, espalda y cuello, lo que a mediano y largo plazo podría suponer la aparición de hernias discales, contracturas musculares y otro tipo de lesiones, agravando la situación. Lo ideal es realizar determinados estiramientos y ejercicios antiestrés como parte de la rutina diaria o laboral en caso de ser posible.

Práctica algún deporte

Práctica algún deporte

Práctica algún deporte

Cuando se práctica habitualmente algún deporte, se ha demostrado que podría reducir notablemente los efectos del estrés en el organismo, porque nos mantiene activos lo cuál ayuda a mejorar la salud cardíaca, muscular y ósea, además que ayuda a desconectarte temporalmente de tus problemas mientras lo practicas.

Utiliza estrategias asertivas

Si tienes el conocimiento y además aplicas estrategias asertivas podrías combatir y prevenir el Burnout. La asertividad es una conducta intermedia entre la pasividad y la agresividad, debe ser enfocada en tener una buena gestión de las emociones y la comunicación con las demás personas. Algunos ejemplos de estrategias asertivas son:

  • Tener respeto a ti mismo y hacía los demás
  • Ser educado pero con firmeza
  • Demostrar honestidad y ser directo con las otras personas
  • Saber expresar las cosas que te preocupan o desagradan frente a otros, pero educadamente.
  • Hablar y escuchar sin molestarse
  • Tener el control de tus emociones
  • Ver las críticas como una oportunidad de mejorar.

Busca ayuda profesional

Busca ayuda profesional para tratar el síndrome de Burnout

Busca ayuda profesional para tratar el síndrome de Burnout

Nunca debes olvidar los beneficios que podrías obtener de un profesional. La terapia psicológica, individual o grupal podrían hacer que el trabajador desarrolle estrategias o mecanismos eficaces para saber afrontar de la mejor forma aquellas situaciones que le producen estrés y ansiedad.

Tener un estilo de vida saludable

Además de comer sanamente y hacer ejercicio, tener un estilo de vida saludable implica también evitar los excesos en alcochol, tabaco y drogas, dormir las horas necesarias son algunos de los consejos que podrían ayudarte a combatir el estrés y Síndrome de Burnout.

Otros nombres con los que se conoce el Síndrome de Burnout

En el lenguaje coloquial se emplea la expresión “estar quemado” para referirse al Burnout. Sin embargo existen otras formas de nombrarlo y son las siguientes:

  • Burnout.
  • Síndrome de quemarse por/en el trabajo.
  • Síndrome del trabajador desgastado o consumido.
  • Síndrome del trabajador quemado o síndrome de estar quemado por el trabajo (SQT).
  • Síndrome de desgaste ocupacional (SDO) o profesional.
  • Síndrome del agotamiento ocupacional o profesional.
  • Síndrome de la cabeza quemada.

VÍDEO: ¿Qué es el Síndrome del Burnout?

Comprar libros sobre Síndrome de Burnout

 

Síndrome de Burnout
5

Resumen

El Síndrome del trabajador quemado, consiste en el incremento del estrés laboral hasta alcanzar un estado de estrés crónico. La característica principal es un progresivo agotamiento mental y físico, una falta de motivación absoluta por las tareas realizadas y cambios de comportamiento en quienes lo padecen.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      error: ¡Evita el plagio! Si deseas obtener la información contenida en los artículos contacta al administrador